Una opinión de Juan Carlos López Medina – Presidente Nacional 

Asociación de Padres de Familia Separados

 

 

Las rupturas amorosas son sin duda una de las situaciones que más nos hace sufrir a los seres humanos.

Lo más común es experimentar tristeza, tratar de buscar respuestas a la cuestión de qué ha salido mal, ya que la persona que ha sido dejada no entiende ni acepta el hecho de que ya no estén juntos.

Cuando nos dejan tratamos de convencer a la otra persona de que los problemas pueden arreglarse con tiempo, hasta que finalmente nos damos cuenta de que ha acabado, y lo que queremos es evadirnos de esta realidad que tan poco nos gusta. Intentamos autoconvencernos de que ya no nos importa pero realmente no es así y tan sólo buscamos señales que nos puedan dar esperanza de volver con esa persona, nos torturamos con los recuerdos de lo vivido.

https://www.losmejoresabogados.es/texto-diario/mostrar/3297050/dificultad-pasar-pagina-cuando-no-nos-quieren