La mujer es la base sobre la que se ha formado la APFS, siempre pensando en el mejor interés de los menores.