El juez resuelve a favor de Francesco Arcuri la cascada de denuncias de Juana Rivas entre 2016 y 2018 al certificar que no existe prueba alguna de malos tratos del padre a los menores, sino que, al contrario, el italiano opera como un progenitor “atento”.

 

https://www.elmundo.es/papel/historias/2020/02/18/5e4b1a97fc6c833d108b45d3.html