3 errores comunes de padres que no ven mucho a sus hijos.

Podemos ser afectivos en el tiempo compartido con ellos y no caer en las trampas más frecuentes.

Los padres que están separados o divorciados suelen ver a sus hijos en días estipulados. Otros, por razones laborales, tienen que vivir distanciados y el tiempo compartido con ellos es limitado. En cualquier caso los hijos siempre necesitan a sus padres aunque estén lejos y, al no tener una convivencia diaria, aprovechar ese tiempo valioso se convierte en un verdadero desafío.

3 errores comunes de padres que no ven mucho a sus hijos