Luis González, cardiólogo, critica las directrices contrapuestas

de los jueces dependiendo de la autonomía.

 

 

Luis González, cardiólogo de 35 años, está en el grupo de personas a las que el estado de alarma ha dejado en su presente inmediato un interrogante que sólo la dinámica de las semanas irá resolviendo. La crisis sanitaria y social no sólo le ha atrapado profesionalmente.

También lo ha hecho de manera personal golpeando en el núcleo, en la columna vertebral de su vida. A Luis el coronavirus le pilló en el fin del proceso judicial para obtener la custodia compartida de su hijos de cuatro años y 16 meses.

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2020/04/06/5e884eb1fdddff28618b45e8.html